Con los niños a cuesstas

Con los niños a cuesstas

martes, 8 de septiembre de 2015

Turó de Bell-lloc

Al día siguiente de nuestra excursión por los lagos del Carlit, marchamos al pueblo francés de Dorres para acometer la subida al Turó de Bell-lloc, donde se encuentra la iglesia románica de Santa María. Se trata de una corta y fácil excursión que nos permitirá disfrutar de unas vistas privilegiadas del altiplano ceretano y de todas las montañas que lo rodean. Además, si estamos inmersos en el reto de las cien cimas de la FECC, podremos sumar una más, ya que se trata de una de las cumbres de la Catalunya Nord que aparecen en el listado. Para llegar a Dorres desde Catalunya, hay que subir desde Puigcerdà a Ur, y desde allí seguir la D618 hasta el desvío señalizado que nos llevará hasta la entrada del pueblo, donde hay un amplio aparcamiento para dejar el vehículo.



Mapa de la ruta - Ed. Alpina


Distancia: 6 km
Tiempo: 2 horas, con niños


Salimos del aparcamiento y cubrimos por la carretera los últimos metros hasta llegar al pueblo. El punto de partida de la ruta comienza junto a la iglesia de Sant Jean de Dorres, donde hay una fuente en la que podemos llenar nuestras cantimploras con su fría agua. Desde la iglesia continuamos recto por la calle siguiendo el indicador "Le chemin du Belloc" y las típicas marcas amarillas y rojas de la red de senderos francesa. Llegamos a una bifurcación de calles y seguimos por la de la derecha, haciendo otra vez caso de la señal que nos marca el camino hacia Coll Juell/Belloc, subiendo una cuesta hasta llegar a la capilla de la Mageta, ya casi a las afueras del pueblo.


Dorres

Nos acercamos a la fuente que hay junto a la iglesia

Cruzamos el pueblo

Añadir leyenda

Seguiremos estas marcas

Capilla de la Mageta

Pasamos la capilla y el camino se adentra en una zona frondosa y húmeda, el Rec de Juell, con un suelo tapizado de piedra, donde una riera baja paralela al camino formando pequeños saltos de agua. Llegamos a una nueva bifurcación: nosotros seguiremos rectos, hacia el Coll Juell, pues el camino de la izquierda (que también conduce hasta la iglesia románica) será por donde regresaremos. Salimos de la sombre que nos protege y la subida de acentúa un poquito más. Frente a nosotros de abren amplias vistas hacia las montañas que rodean Dorres al norte.


Seguimos rectos, por la derecha será el camino de vuelta

Subiendo por un camino enlosado

Las marcas nos acompañarán en toda la ruta

Dejamos atrás el bosque y notamos la calor


Llegamos hasta el Coll Juell (Coll Jovell en los mapas de Alpina), donde hay otro poste indicador. Haciendo caso a las indicaciones del poste, nosotros seguiremos el camino hacia Bell-lloc por la cresta, que queda frente a nosotros. El sendero se dirige ahora, en moderada subida, hacia una arboleda que posteriormente queda a nuestra derecha, alcanzando finalmente un pequeño collado, donde la cima está a nuestra izquierda y la iglesia a nuestra derecha.


Poste indicador en el Coll Juell


El sendero asciende hacia una arboleda

La familia en plena subida

Vistas a la iglesia de Santa María de Bell-lloc

Desde el pequeño collado nos dirigimos hacia la cima que en el mapa de Alpina aparece como l'Argila, pero que la FECC identifica en su web como el Turó de Bell-lloc. Una pequeña acumulación de piedras parece marcar la cima. Nos hacemos la foto de rigor y nos encaminamos ladera abajo hacia la iglesia de Santa María, disfrutando de las preciosas vistas de las montañas que nos rodean: Puigpedrós, Tossa Plana de LLes, Puigmal, Tossa d'Alp, Puigllançada, las cumbres del Cadí, Canigó, etc, además del verde altiplano de la Cerdanya.


Jan sacando una foto en la cima

Turó de Bell-lloc, 1702 m.

Bajando la ladera hacia la iglesia

Ya tenemos la iglesia a tocar

Vistas hacia el altiplano de la Cerdanya


La iglesia, cuyo origen data del siglo XIII, es de una sola nave encabezada por un ábside semicircular en el interior del cual hoy se encuentra el altar. El techo original ha desaparecido y está recubierto de madera. En 1980, la iglesia fue declarada Monumento Histórico de Francia. Descansamos un ratito disfrutando de las vistas que nos ofrece tan privilegiado lugar y del estupendo día que hace.


Una foto junto a la iglesia

Interior de la iglesia

Detalle del techo

Altar del piedra

Restos de un muro

Frente a la entrada de la iglesia baja un sendero por el que nos ponemos en camino. Dejamos a la izquierda un sendero que nos llevaría al Coll de Juell y seguimos bajando por los prados hasta llegar a una pista. Frente a nosotros hay un vallado. Abrimos la puerta y seguimos bajando


Bajamos por la empinada ladera

Atrás queda la iglesia de Santa María

Aunque empinado, el camino es sencillo

Pasando al otro lado de la valla

El sendero traza ahora una diagonal a través de los prados para dirigirse hacia el Rec de Juell, la zona boscosa donde cruzamos la riera y llegamos a la bifurcación que enlaza con el camino del inicio. Pasamos nuevamente por la capilla de la Mageta y entramos en el pueblo, finalizando la excursión.


Encaminándonos hacia el pueblo

Vistas a Dorres desde los prados

Adentrándonos en el Rec de Juell

Otra vez en zona boscosa

Pasando por la capilla y entrando al pueblo


Dorres es también conocido por los baños romanos, unas piscinas de aguas termales donde podemos relajarnos y disfrutar de las vistas hacia el Puigmal. Nosotros volvimos hacia el camping, pues por la tarde nos fuimos a visitar las cuevas de Fontrabiouse.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada