Con los niños a cuesstas

Con los niños a cuesstas

martes, 16 de julio de 2013

Estanys de Malniu

Abandono la playa para viajar hasta la Cerdanya y llevar a mi tropa a uno de los lugares del que estoy enamorado desde hace 30 años, cuando lo visité por primera vez. Se trata de una serie de lagos a los pies del Puigpedrós conocidos como los Estanys de Malniu, una excursión sencilla para toda la familia, tanto por la distancia como por el desnivel a superar, donde se disfruta a tope de la alta montaña. El punto de partida es el refugio de Malniu, al que se accede desde Meranges por una pista forestal, primero asfaltada y luego de tierra pero apta para todo tipo de vehículo. Desde Barcelona y tras cruzar los túneles del Cadí, tomaremos la N-260 en dirección a Puigcerdà y un poco antes de llegar al pueblo de Ger, nos desviaremos a la izquierda para subir hasta Meranges. Al tratarse de una ruta muy frecuentada es preferible evitar ir en fin de semana, aunque ahora en verano siempre encontraremos excursionistas. 

Distancia: 4 km.
Tiempo: 3 horas, con paradas
Tiempo para un adulto: 1 hora 30', sin paradas

Mapa de la ruta - Ed. Alpina

Llegamos al refugio y pagamos a los guardas los 3€ que vale dejar el coche aparcado. El dinero sirve para el mantenimiento del refugio y la limpieza de toda la zona que le rodea. Es lunes y a las 9 de la mañana sólo hay dos o tres coches, seguramente valientes que se han lanzado a la conquista del Puigpedrós. Nos ponemos en marcha cruzando el pequeño arroyo que queda a la derecha del refugio, siguiendo las marcas del GR hasta llegar a un poste con varios indicadores. En la subida seguiremos las marcas blancas y amarillas del sendero 119, que es el que nos conducirá hasta el Estany de Malniu.

Refugio de Malniu

Pasando junto al arroyo

Sendero a seguir

Subimos rodeados de un paisaje típico de alta montaña, por un camino sencillo y una pendiente muy suave. En unos minutos accedemos a una explanada donde aún recuerdo haber jugado un partido de fútbol, hace ya muchos años, en donde no importaba tanto conseguir un gol como regatear las boñigas de vaca que salpicaban el terreno. Hoy, la planicie está totalmente limpia y es un lugar increíble para descansar, comer, acampar (si se pudiera)...

Las rocas salpican todo el terreno

Marcas a seguir

Accedemos a una bonita explanada

Una foto con mis montañeros

Avanzamos siguiendo las marcas (en algunos puntos hay que estar atentos porque las marcas están distanciadas y, no es que vayamos a perdernos pero podemos seguir por terreno más dificultoso). Las paradas son continuas, pues el paisaje invita a detenerse y deleitarse en su contemplación.

Los niños esquivando las rocas de granito

Subiendo disfrutando de las vistas

Hay zonas donde el camino es más sencillo...

...y otras donde las rocas se acumulan en gran cantidad

Las consecuencias del invierno son evidentes

Llegamos a una zona rocosa donde el camino hace un ligero giro hacia la izquierda. Solo hay que seguir el sendero unos minutos más hasta llegar al primer lago, el Estany de Malniu, a 2250 metros de altura. El lugar es muy bonito y merece la pena pasar un buen rato. Si traemos comida y la previsión del tiempo es buena (hay que vigilar los cambios de tiempo sobre todo a partir de mediodía) es un buen lugar donde comer. Si llevamos chanclas también podemos  probar las frías aguas del lago.


Seguimos las marcas del sendero 119

Erik llegando al lago

Estany de Malniu

Panorámica del lago

Estany de Malniu, 2250 m.

Hoy me toca chupar algo más de cámara

Para visitar el Estany de Guils, el segundo de los lagos del día, tenemos dos opciones. La más sencilla es seguir las marcas amarillas del sendero 121, que veremos desde el punto por donde hemos llegado al lago, siguiendo unos  hitos de piedra. La otra posibilidad, que es la que escogemos nosotros (nostalgia de tiempos pasados), es la que aparece en los mapas de Alpina y se trata de bordear el lago para posteriormente desviarnos hacia el norte en subida cruzando el bosque de pinos. Este tramo no está señalizado con marcas, pero sí con hitos de piedra hasta llegar a un punto donde conectaremos con el sendero 121 y ya sólo se tratará de seguir las marcas hasta el final.


Bordeamos el lago

Otras perspectiva del Estany de Malniu

Alejándonos del lago

Ascendiendo entre los pinos

Los hitos nos señalan el camino

Tras cruzar una pequeña explanada nos encontramos con las marcas blancas y amarillas que nos conducirán hasta el Estany de Guils. Cruzamos un pequeño arroyo y dejamos a nuestra derecha un humedal, bordeándolo hasta  llegar al Prat Fondal. El Prat Fondal es una bonita, qué digo, espectacular explanada salpicada de rocas de granito, alguna de ellas de gran tamaño. Aquí nos desviaremos hacia el este (desde l'Estany de Malniu hemos seguido dirección norte), siempre tras las marcas amarillas.que, tras introducirnos nuevamente en una zona arbolada, nos llevarán hasta el lago.


De nuevo siguiendo las marcas amarillas

Humedal

Las rocas de granito salpican el Prat Fondal

Atravesando el Prat Fondal en dirección al Estany de Guils

El Estany de Guils aparece entre los pinos. Para llegar a su orilla hay que descender entre los bloques de granito desviándonos hacia  la derecha, siempre siguiendo las marcas amarillas, pues aquí el camino no está muy claro y son las marcas las que nos guían.


Además de las marcas encontraremos algunos hitos

Ya divisamos el lago

Estany de Guils

Bajando ayudados por las marcas amarillas

En la orilla del lago

El lugar es muy bonito, más incluso que l'Estany de Malniu. Bloques de granito salpican su orilla y debemos vigilar de no resbalar y caer al agua. Frente a nosotros se levantan el Puig Farinós y el Pedró de la Tosa. Nubes amenazadoras aparecen por el oeste, y aunque la previsión indica riesgo de tormentas para última hora de la tarde, no me fío y decidimos volver y comer junto al refugio.

Erik es el primero en alcanzar la orilla

Jan y su madre superando un bloque de granito

Estany de Guils

Un descanso para disfrutar del paisaje

Regresamos hasta l'Estany de Malniu siguiendo las marcas del sendero 121, que en lugar de bajar directamente hasta el lago, lo bordea en una suave bajada por un sendero muy fresado y fácil.

El cielo se oscurece cuando pasamos por el Prat Fondal

Bajamos por el sendero 121 

Nuevamente en el lago de Malniu

Desde este punto sólo queda bajar por el camino de ida, sendero 119, hasta llegar al refugio. Poco antes de llegar a éste nos cruzamos con un grupo de caballos que pastan cerca del sendero. En 20 minutos estamos nuevamente a las puertas del refugio.

Bajando hacia el refugio

Nos encontramos con un grupo de caballo en semi-libertad

Afortunados animales

El refugio de Malniu cuenta con una zona de acampada y mesas de picnic repartidas por la zona. Es un buen lugar para comer y pasar un buen rato. Junto a la zona de acampada, tras pasar una pasarela de madera hay otro lago, l'Estany Sec, donde, si bien está prohibido bañarse, los pequeños si pueden meter los pies. Merece la pena recorrer los alrededores del refugio o subir por la ladera que hay por encima de la zona de acampada, donde suelen pastar las reses.


Estany Sec

Los pequeños en remojo

Un buen lugar  para una siestecita

Paseando por los alrededores del refugio

Refrescándose  con el agua del arroyo

Después de comer y tomar un café en el refugio y a la vista, esta vez sí, de que las nubes empiecen a descargar, abandonamos la zona hasta la próxima ocasión, quizá para subir con la tropa al Puigpedrós.

12 comentarios:

  1. Una ruta muy chula y fotos guapas. Espero hacerla tambien con la family

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Es una excursión muy bonita para hacer en familia.

      Eliminar
  2. Exhaustiva descripción del entorno y del camino, muchas gracias. Las fotos son muy bonitas. Sin dudas haré el camino con la familia, pero solo hasta el Malniu porque tengo un niño de 2 años.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario. Si os veis con ganas, solo hay una media horita hasta l'Estany de Guils a paso de niño y merece la pena visitarlo. Un saludo

      Eliminar
  3. Hola Fancisco bonita ruta! que tal para ir en estos días de invierno, es decir ahora pasadas fiestas navideñas... Podré llegar con mi coche al refugio? que me recomiendas prever antes de ir.

    Gracias
    Miguel Angel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora en invierno es una ruta muy bonita para hacer con raquetas de nieve. El acceso al refugio deberás consultarlo en su página web. Si está abierto, sólo deberás tener precaución los últimos dos o tres kilómetros en que la pista no está asfaltada (en caso que vayas con un turismo). Si quieres hacer la excursión sin raquetas, dependerá de la cantidad y estado de la nieve y de los días que haga que no nieva. Si la nieve está dura, no tendrás problema en llegar al lago. Un saludo

      Eliminar
  4. Muy agradecido por la información, este sábado 26-4-2014 , vamos a celebrar un cumpleaños con 4 amiguitos del colegio de mis hijos , y disfrutaremos de las vistas del lugar , y pernotaremos en el refugio La duda que tengo si el camino hasta el refugio es de fácil acceso para un turismo convencional. GRACIAS DE ANTEMANO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En principio sí. Los últimos dos o tres kilómetros no son asfaltados, pero la pista está en relativas buenas condiciones. Depende mucho de la meteorología. Si ha nevado o hay hielo, quizás sea un poco más complicado. De todas formas puedes ponerte en contacto con los guardas del refugio y ellos te informarán del estado de la pista. Un saludo.

      Eliminar
    2. GRACIAS por el cometario

      Eliminar
  5. Hola! Somos un grupo de adultos y jos gustaria hacer esta excursion, me podrias decir si el tiempo que indicas es para ver todos los lagos. Y si es una ruta circular, suponemos que acaba en el mismo lugar donde dejas el coche. Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, unas tres horitas a paso tranquilo para visitar los dos lagos de Malniu. La ruta no es circular, has de regresar al refugio por el mismo camino de la ida. Un saludo y disfrutar de la excursión.

      Eliminar
  6. Muy decepcionado, pagué el parking para estacionar el coche (3 euros), dormí dentro del coche y la propietaria me hizo pagar 4 euros más porque decía que era el mismo que acampar. Después de todo esto me dijo que cambias el coche de sitio, lo que no hice debido a que ya estaba enfadado y ya tenía las botas rígidas puestas y llenas de barro. Pues al terminar la excursión me encuentro el coche rallado de punta a punta con una llave. No lo puedo demostrar pero es evidente que fue ella ... Espero que mi reseña pueda servir para el resto a la hora de aparca el Refugio de Malniu.

    ResponderEliminar