Con los niños a cuesstas

Con los niños a cuesstas

jueves, 9 de abril de 2015

Salt de la Dona d'Aigua

Mientras continúo batallando con mis problemas en la rodilla, debo elegir pequeñas excursiones que me permitan matar el gusanillo por la montaña que corre por mi interior. La ruta que presento hoy es un agradable paseo hasta uno de esos rincones mágicos que esconde el Montseny y que puede servir de complemento a la visita al castillo de Monstoriu, ahora que los días son más largos. Se trata de llegar hasta un pequeño, pero muy bonito, salto de agua que guarda el secreto de una antigua leyenda. Dejamos el coche junto al tanatorio de Arbúcies, que encontraremos al pasar la primera rotonda de acceso al pueblo frente al concesionario de Ford.


Distancia: 2,5 km. (sólo ida)
Tiempo: 40 minutos de agradable paseo (sólo ida)


Mapa de la ruta - Ed. Alpina



Bajamos hasta la pista que hay por debajo del tanatorio, cuyos primeros metros son asfaltados, y comenzamos nuestra excursión caminando paralelos a la carretera. Pasamos junto a una serrería y obviamos varios desvíos hacia la izquierda que conducen a fincas privadas. La pista hace un giro izquierda-derecha y en ligera subida pasamos junto a la masía de Can Gall.



Inicio de la pista

En marcha

Pasando junto a unos cultivos

Can Gall

Dejamos atrás la masía y cruzamos otra parte llana con cultivos a nuestra derecha y buenas vistas hacia el Turó de Montsoriu, donde se perfila la silueta del castillo. Llegamos hasta una bifurcación de caminos donde encontramos el único indicador que señala la dirección hacia el salto de agua. Hacemos caso a la señal y continuamos por la derecha pasando por la masía blanca de Can Pugetó.


Vistas al Túró de Montsoriu

Llegando a la bifurcación

El salto hacia la derecha

Can Pugetó


Un poco más adelante llegamos a una nueva bifurcación. Seguimos por la pista de la izquierda que hace un giro pronunciado y que,en suave descenso, poco a poco nos irá acercando a la Riera de la Pineda.


Seguimos por la pista de la izquierda en bajada

Poco a poco nos acercamos a la riera

Obviamos un desvío a la izquierda que cruza la riera y continuamos bajando hasta llegar casi al punto donde la pista la cruza. Unos metros antes, a nuestra derecha hay un sendero herboso por el que continuamos nuestra marcha. Ya estamos bastante cerca. Tras pasar junto a unos eucaliptos llegamos a un punto donde parece que el sendero se divide. Caminamos hacia la izquierda entrando en un pequeño prado donde un árbol con dos troncos nos servirá de referencia. Vamos hacia la izquierda y encontraremos el rastro del sendero que nos conduce hasta el lecho de la riera y al salto. El ayuntamiento de Arbúcies podría haberse estirado un poquito más y gastarse cuadro duros en un par de postes indicadores para señalar el camino.


Tomamos el sendero de la derecha

Junto a unos eucaliptos...

...cuya altura impone

Nos desviamos hacia el prado

Al llegar a este árbol nos desviamos a la izquierda...

...y el senderito nos lleva hasta la riera


Una vez en la riera podemos contemplar el Salt de la Dona d'Aigua, una triple salto de agua encajonado entre las rocas realmente bonito. No es muy alto, pero si tiene su encanto. Las "dones d'aigua" eran ninfas aladas que habitaban en los arroyos y rieras. El lecho de la riera es arenoso, lo que nos permite descalzarnos y caminar hasta el salto, donde forma una pequeña poza. Pasamos un buen rato con los pies en remojo. El agua está fría pero es soportable. Hay varias familias repartidas en la pequeña explanada que hay en el lugar.


Salt de la Dona d'Aigua


Nos descalzamos para acercarnos al salto

Una foto con Jan

Según he podido leer, cuanta la leyenda, recogida por Victor Balaguer, que l'hereu de una masía cercana dormía plácidamente la siesta cuando se despertó por el sonido de una persona que cantaba. Intrigado se acercó hasta la riera donde encontró a una ninfa de la que se enamoró perdidamente. La ninfa le correspondió con la condición de que nunca preguntara por su origen ni que la llamara dona d'aigua. Así fue como se casaron y tuvieron dos hijos. Sin embargo, un mal día en medio de una discusión, el hombre perdió los estribos y se dirigió a ella como dona d'aigua. La mujer abandonó la casa y marchó hasta el Gorg Negre donde se lanzó y despareció para siempre. Las cosas empezaron a ir de mal en peor en la propiedad. Pero pasaba que cada mañana los hijos aparecían vestidos  y peinados. Al indagar sobre ello, los hijos le dijeron al padre que era su madre la que cada mañana venía a verles antes de que nadie se levantara. Entre los cabellos de la hija el hombre encontró dos perlas, las lágrimas de su mujer. Estas perlas continuaron apareciendo cada día y las cosas mejoraron, pero nunca más volvió a ver a su esposa.

La familia posando junto al salto

Una toma más cercana

Los niños pasan un buen rato en remojo

El agua discurre con parsimonia por la riera

Nos secamos los pies y regresamos al pueblo por el mismo camino de la ida. Ha sido un agradable paseo para conocer un bonito rincón del Montseny.


6 comentarios:

  1. es una istoria muy bonita gacias por hacernos disfrutar un poquito con estas esplicaciones y estas imagenes

    ResponderEliminar
  2. En la actualidad sigue muy mal señalizado y al dia de hoy 10/07/2016 hay muy muy poca agua casi nada se puede caminar por el riachuelo deja muchos claros de tierra sin agua

    ResponderEliminar
  3. En la actualidad sigue muy mal señalizado y al dia de hoy 10/07/2016 hay muy muy poca agua casi nada se puede caminar por el riachuelo deja muchos claros de tierra sin agua

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una lástima que el ayuntamiento no se gaste dos duros para colocar dos o tres postes señalizadores que indiquen bien el camino. Por otro lado, ahora con estas calores es normal que la riera baje casi seca. A nosotros nos pasó algo parecido en Queralbs cuando visitamos el Salt del Grill. Por la riera bajaba muy poca agua y no caía nada por el salto, cuando normalmente suele bajar bastante cargada. Un saludo.

      Eliminar
  4. Hemos subido hoy y si que había bastante agua. Nos han sido de mucha utilidad tus indicaciones. Muchas gracias

    ResponderEliminar