Con los niños a cuesstas

Con los niños a cuesstas

viernes, 29 de noviembre de 2013

Turó del Ros

El Turó del Ros, también conocido como Cap del Ros, es la elevación más alta de la Sierra de Collcardús. Desde su punto más alto tendremos buenas vistas de Montserrat y del Baix Llobregat. Es una excursión sencilla aunque algo rompepiernas por las continuas subidas y bajadas, y una buena opción para disfrutar de una matinal en la montaña. Además es otra de las cimas del reto de la FEEC, por lo que tiene suficientes alicientes para ir a conocerla. El punto de partida es Can Buxeres, en el término municipal de Viladecavalls. Para llegar aquí desde Barcelona, iremos por la autopista de Manresa y nos saldremos en la salida de Viladecavalls. En la primera rotonda tomaremos el desvío hacia la estación y después seguiremos los indicadores a Can Buxeres o Sant Lluís.


Mapa de la ruta - ICC

Distancia: 5,5 km.
Tiempo: 3 horas, con paradas
Tiempo para un adulto: 1 hora 45', sin paradas

Subimos por la pista dejando atrás las últimas casas de la urbanización y nos detenemos unos 200 metros antes de llegar a la verja que da acceso al restaurante de Can Buxeres. A nuestra derecha hay una pequeña explanada donde dejar el coche y un poste de color amarillo con el nombre del restaurante que nos sirve de referencia. Desde aquí salen dos senderos hacia el interior del bosque. Seguimos el de la izquierda guiándonos por el poste indicador que señala el camino hacia el Turó de les Bassotes, y pasamos por el Forn Riscal. Un poco más arriba llegaremos a la Pedrera, de donde se extraía la piedra que posteriormente se introducía en el horno, para transformar la piedra calcárea en cal.

Inicio de la excursión

Subimos la ligera pendiente...

...y pasamos junto al Forn Riscal

Hito que marca el camino hacia la pedrera

El camino gira hacia la izquierda  y en moderada subida rodeados de pinos y encinas, llegamos hasta un poste indicador que señala un desvío hacia el Turó de les Bassotes. A lo largo de toda la ruta encontraremos marcas pintadas o hitos de piedra con un número que pertenecen al recorrido (largo) diseñado por el ayuntamiento de Viladecavallls para conocer toda la sierra de Callcardús.


Sendero que deja atrás la Pedrera

Marcas que señalan el camino

Algún tramo más estrecho

Desvío al Turó de les Bassotes

Nos desviamos del camino principal y enfilamos un senderito hasta la cima del Turó de les Bassotes, primera elevación de la sierra de Collcardús, si las contamos de este a oeste. Muy buenas vistas de toda la zona del Vallés Occidental y el Baix Llobregat, solo empañadas por el fuerte viento que sopla esta mañana.


Con Jan en la cima de 537 m.

Can Buxeres

Aprovechamos para comer algo

Buenas vistas desde la cima

Bajamos de nuevo hasta el sendero y seguimos nuestro camino hacia el Turó de les Guixeres, segunda elevación de la sierra. Tras pasar una pequeña zona bastante predregosa llegamos hasta el hito de piedras que marca la cima.

Bajando en busca del sendero

Un tramo un poco más pedregoso

Llegando al Turó de les Guixeres

Jan en la cima de 577 m.

Iniciamos ahora una larga y suave bajada que pronto se convertirá en toda una balconada hacia Montserrat que aparecerá frente a nosotros, imponente. Nuestra visión también alcanzará hasta la Mola y la sierra de l'Obac. Seguimos descendiendo hasta llegar al Coll de Can Margarit, cruce de caminos.


Bajando del Turó de les Guixeres

Montserrat

La Mola

Llegando al Coll de Can Margarit

Un cubo azul marca la llegada al collado. En este punto echo en falta un poste indicador que señale el camino correcto, aunque si estamos atentos a las marcas y a poco que sepamos orientarnos no hay problema. Cogemos el camino ancho que queda frente a nosotros, con el cubo azul a nuestra derecha y avanzamos unos metros hasta encontrar un desvío en subida a nuestra izquierda. Tomamos este sendero que sube hasta el Turó dels Quatre Termes siguiendo las marcas pintadas en las rocas y los árboles. Si continuáramos por el otro sendero que hemos dejado al final acabaríamos en el mismo punto, pues rodea la elevación en un recorrido mucho más largo.


Nos desviamos hacia la izquierda

Esta subida es más pronunciada

Jan animado para coronar otra "cima" con su padre

Ahora en la cima del Turó dels Quatre Termes

Bajamos nuevamente siempre siguiendo las marcas pintadas

Bajamos ahora por el otro lado siguiendo un estrecho camino hasta desembocar en una ancha pista que desciende hacia la izquierda. Unos metros más allá encontramos el desvío señalizado para acceder hasta la cima del Turó del Ros, marcado con un poste indicador y un hito de piedras. Solo queda subir por el sendero hasta la explanada donde se encuentra la gran antena de telecomunicaciones.


Dejamos atrás la cima

Desvío hacia el Turó del Ros

Los niños encabezando el grupo

Algún punto un poco más complicado

Antena de telecomunicaciones

A la izquierda de la antena queda el vértice geodésico y una estelada marcando la cima del Turó del Ros. Amplias vistas en una mañana muy clara, sobre todo por el fuerte viento que sopla. Montserrat,  el macizo de Sant Llorenç i l'Obac, el Baix Llobregat, etc. En resumen, un buen mirador de la comarca del Vallés.


Llegando a la cima

Turó del Ros,  639 m.

Erik, con semblante serio, disfruta de las vistas

Jan, una cima más, eh

Nos ponemos nuevamente en marcha bajando de nuevo por el sendero hasta la pista, que ahora desciende de forma muy fuerte y por un terreno muy descompuesto en el que los niños se llevan algún que otro resbalón. Me sorprende ver subir un quad por un camino que hasta las cabras evitarían.


Abandonando la cima

Volviendo a la pista...

...donde el terreno cada vez está peor

Erik se lleva un culetazo

Ahora bajas más despacio, eh

Finalmente llegamos a una zona más plana y en mejores condiciones que conduce hasta un cruce de caminos señalizado. Solo hay que seguir los indicadores en cada desvío hasta pasar por un depósito de agua y un poco más adelante salir a la pista asfaltada que conduce al restaurante de Can Buxeres. Ahora solo hay que caminar unos doscientos metros hasta llegar al punto donde habíamos dejado el coche, finalizando la excursión.


Cruce de caminos

La pista llanea a las faldas de la sierra

El granado tenía fruto

Pasando junto al depósito de agua

Pista a Can Buxeres

Punto de inicio y final

Un poco más abajo de donde hemos aparcado el coche (unos 200 m.), se encuentra la Pedra Degollada, una roca que se apoya en un par de puntos sobre otra más baja y que ya aparece documentada en una escritura notarial del siglo XIV. Merece la pena acercarnos a verla (se puede dejar el coche junto al mirador) y aunque el acceso hasta la roca es algo complicado, nos podemos conformar con observarla desde la carretera.


Pedra Degollada


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada