Con los niños a cuesstas

Con los niños a cuesstas

martes, 9 de abril de 2019

Punta de la Barrina

Al sur de las montañas de Prades se alza la Punta de la Barrina, techo de la comarca del Alt Camp. Este pasado otoño, tras haber completado el reto de la cien cimas de la FECC, decidimos marcarnos el difícil objetivo de ascender todas las cimas comarcales de Catalunya. En eso estamos (poco a poco, eso sí) y ésta es la crónica de una de ellas. Es una ruta no muy difícil y sí muy bonita, que no debe presentar grandes dificultades a niños de cierta edad si están acostumbrados a caminar. Tan sólo hay un punto donde deberemos extremar la precaución y ayudar a los niños, pero con tranquilidad y cuidado, no debería haber mucho problema. Nosotros iniciamos la excursión desde Mont-ral, un pequeño núcleo rural a pocos kilómetros de Valls. Recomiendo usar Google Maps para ver como llegar desde nuestra localidad pues, si bien no es difícil, si que sería un poco farragoso de detallar aquí.


Mapa de la ruta - Ed. Piolet


Distancia: 9 km
Tiempo: 4 horas, con paradas
Tiempo para un adulto: Poco más de 3 horas


Dejamos el coche frente al ayuntamiento donde hay sitio para cinco o seis coches. Marchamos por la pista que abandona el pueblo, dejando el ayuntamiento a nuestra derecha, y en la primera bifurcación tomamos el ramal de la izquierda. El camino nos deja ahora en un pequeño claro donde al fondo hay un poste indicador. Aquí tomamos el sendero de la izquierda, en subida, hacia la Foradada. Gran parte de la ruta está señalizada con marcas azules y amarillas, por lo que no hay pérdida hasta llegar a la Punta de la Barrina.

Casa de la Vila de Montral

Abandonamos el pueblo por esta calle

El sendero está perfectamente señalizado

Llegando al poste indicador

Subimos por este sendero hacia la Foradada


El sendero aunque algo pedregoso no tiene mucho desnivel y es de fácil hacer. Subimos a lo largo del Serrat de l'Avenc rodeados de pinos y poco a poco vamos dejando atrás el pueblo, que no podemos apreciar desde cierta altura por culpa de la niebla. Tras un rato de caminata distinguimos entre la niebla la pared rocosa donde se encuentra la Foradada.


Seguimos las marcas amarillas y azules

El sendero asciende suavemente

Subimos sin apenas dificultad

Las marcas no nos abandonan

Entre la niebla aparece la Foradada

Tras alcanzar un letrero de madera que nos señala el buen camino, una pequeña subida con el terreno bastante pedregoso nos conduce hasta la Foradada, una abertura muy vistosa en la roca donde hacemos una parada para comer algo. En un rincón han colocado un pequeño belén bastante coqueto (he de señalar que la excursión la realizamos a finales de otoño).


Seguimos subiendo por este tramo más empedrado

A la izquierda

Conforme subimos vamos viendo la abertura en la roca

Llegando a la Foradada

Pasamos al otro lado

Nos encontramos este pequeño belén

Tras la pausa, continuamos nuestro camino en un largo y continuo sube-baja recorriendo todos Los Cinglets, pasando por otra pequeña abertura en la roca hasta llegar al "paso del cable", una pequeña subida en roca donde hay colocada una cadena para asirse y facilitar la subida. Sin presentar grandes dificultades, hay que tener cuidado con los niños en este punto y ayudarles para evitar un resbalón, ya que es un tramo de roca bastante expuesto. Obviamente si el suelo está mojado, conviene tener mucho cuidado.


Continuamos nuestro camino

Pasamos bajo otro arco de piedra

Vamos paralelos al risco

Vista de parte de los riscos de Los Cinglets

Al fondo la Punta de la Barrina

Ahora toca bajar

Otra vista de los riscos que vamos recorriendo

Vuelta a subir

Frente a nosotros el Cingle de l'Avellera

Alcanzamos el Paso del Cable

Hay que tener mucho cuidado en este punto

Mejor cogerse de la cadena

Obstáculo superado

Vistas hacia lo que hemos subido

Tras superar este delicado punto, ascendemos en dirección a un collado, pero antes de llegar a él, el camino gira a la izquierda y rodea la Punta del Moliner. Finalmente enlazamos con un sendero que sube desde el Portell de la Cova de les Bruixes, donde estaremos atentos y, conforme rodeamos la elevación que queda a nuestra derecha y el camino comienza a descender, buscaremos un sendero señalizado con hitos de piedra que nos llevará hasta la cima de la Punta de la Barrina.

Terminamos la subida

Punta de la Barrina

En este punto dejamos el sendero y las marcas

Vistas a los riscos que hemos recorrido

Guiándonos por los hitos de piedra que hay repartidos por el sendero llegamos hasta la Punta de la Barrina, donde una placa colocada por la Agrupació Excursionista Catalunya marca la cima, cerca del precipicio donde acaba la montaña.


Seguimos los hitos de piedra



El sendero está bien marcado

Alcanzando la cima

Placa de la AEC

Punta de la Barrina, 1010 m.

Mont-ral desde la cima

Tras un rato en la cima, bajamos al punto del camino donde los hitos de piedra nos hicieron abandonarlo y descendemos por un terreno muy pedregoso y descompuesto hacia el Collet del Jaume.

Continuamos ahora nuestro camino

El terreno está muy descompuesto

Bajando y vigilando con las piedras


Tras pasar el Collet del Jaume, salimos a una pista forestal que conduce al núcleo rural del Bosquet. Sin embargo, lo abandonamos por un sendero que está señalizado por un hito de piedras. El sendero desciende la ladera y, un poco más adelante, volvemos a salir nuevamente a la pista forestal.


Desembocamos en esta pista forestal

Hito de piedras que marca el inicio del sendero

El sendero desciende por la ladera

Nuevamente en la pista forestal

Tras salir nuevamente a la pista forestal tenemos dos opciones. Una más cómoda pero más larga que consiste en seguir por la pista hacia la derecha y que pasaría por las ruinas del Mas Cisterer, o la que nosotros escogimos: tomar el sendero que señalizado por otro hito de piedras, ataja y te lleva casi a la entrada del Bosquet. Bajamos por el sendero, que tampoco presenta grandes dificultades, hasta salir a la pista forestal justo a la entrada del Bosquet.


Hito de piedras que marca el inicio del sendero

Bajamos por él

Pasamos al otro lado de la cadena

Salimos a la pista forestal

Llegando a El Bosquet

En este núcleo rural, encontramos las marcas del GR-7 que nos conducirá hasta Mont-ral. Caminamos unos metros por el asfalto hasta llegar a un poste indicador donde dejamos la carretera y nos adentramos en el bosque.


Bajamos unos metros por la carretera

Poste indicador

Seguimos ahora las marcas blancas y rojas del GR-7

El camino combina el sendero estrecho y la pista forestal y no presenta grandes dificultades. Pasamos junto al Mas del Sastre, y tras una última subida llegamos a Mont-ral finalizando la excursión.


Tramos más anchos

Y algún que otro obstáculo

Pasamos esta pineda

Llegando al Mas del Sastre

Abandonamos la carretera siguiendo las marcas

Un último tramo de subida

Llegando a Mont-ral

Pasamos junto a esta casa

Si hemos dedicado sólo una matinal a realizar la excursión, podemos quedarnos a comer en el pueblo. Hay un pequeño restaurante (el Racó de Mont-ral) donde nos trataros de forma muy agradable y comimos bastante bien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario