Con los niños a cuesstas

Con los niños a cuesstas

viernes, 4 de noviembre de 2016

Collbaix

El Collbaix es una elevación situada en Sant Joan de Vilatorrada, a las afueras de Manresa, incluida en el listado del reto de las cien cimas de la FECC. Desde su cima tenemos unas inmejorables vistas de la montaña de Montserrat y de toda la plana del Bages. Aunque la subida tiene algunos tramos empinados, no presenta grandes dificultades y nos permitirá pasar una agradable matinal además de sumar una cumbre más a nuestro reto. El punto de partida es, como he dicho al principio, la localidad de Sant Joan de Vilatorrada, a la que llegaremos por la C-55. Dejaremos el coche al final de la calle Collbaix, donde se puede aparcar fácilmente. Os dejo el enlace de wikiloc con el que me he ayudado para realizar esta excursión para que os podáis orientar.


Mapa de la ruta - ICC


Distancia: 6,5 km.
Tiempo: 3 horas, con paradas
Tiempo para un adulto: 2 horas


Aparcado el coche al final de la calle, nos ponemos en marcha por la pista que queda frente a nosotros. En el primer desvío, tomamos el sendero de la derecha que baja hacia un torrente, el Torrent del Canigó, pasando junto a unas torres de alta tensión. Tras superarlo, el camino gira 180º y sube con suavidad hacia una gran explanada. En una nueva bifurcación giramos a la izquierda y seguimos derechos hacia el Collbaix, siempre visible frente a nosotros.


Inicio de la excursión

Caminamos por la pista con el Collbaix al fondo

Nos acercamos hacia las torres de alta tensión

Giramos ahora hacia la izquierda

Una barraca de piedra seca

Rodeados de campos de cultivo y edificaciones de piedra seca, enlazamos con el GR-3 que nos conducirán hasta la cima del Collbaix. Seguimos las marcas blancas y rojas y, tras una pequeña subida, desembocamos en una pista asfaltada donde hay un poste indicador que marca el camino hacia el Collbaix.


Campos de cultivo

Marcas del GR-3

Otra cabaña de piedra seca

Una pequeña subida...

...y salimos a la pista asfaltada a los pies del Collbaix

Poste indicador

Cruzamos la pista y seguimos el sendero que frente a nosotros nos conduce al interior del bosque. Encontramos otro indicador que nos marca la subida al Collbaix por las tinas, camino que seguiremos hasta la cima. Comenzamos nuestra ascensión por un sendero bastante empinado y descompuesto que, si bien no mata, sí hay que tomarlo con cierta calma si vamos con niños pequeños. Hay puntos donde el sendero se parece más a una torrentera y otros donde está mejor.


Seguimos el sendero hacia el bosque

Seguimos encontrando las marcas del GR

Poste indicador

Comenzamos nuestra subida

Hay algún punto un poco más complicado

Siempre tras las marcas del GR

En otros puntos el camino está mejor


Poco a poco vamos ganando altura hasta llegar a las tinas de piedra que dan el nombre al camino. Tras pasar unos minutos visitándolas, seguimos la subida hasta alcanzar la cima del Collbaix.


La subida continúa...

...hasta llegar a las tinas de piedra seca

Detalle del interior de la tina

Jan encarando la última parte de la subida

Llegando a la cima del Collbaix


Desde la cima tenemos unas grandes vistas de todo el Pla del Bages y de la montaña de Montserrat. Un alto mástil donde ondea una estelada, una mesa de orientación y un panel informativo se reparten por el extenso y concurrido lugar. Si tenemos niños pequeños hay que tenerlos controlados y que no se acerquen al borde del risco, no confiarnos por la amplitud del lugar.


Los críos observando la mesa de orientación

Cima del Collbaix

Collbaix, 546 m.

Vistas hacia Sant Joan de Vilatorrada

Vistas hacia Montserrat empañadas por la calina

La cima es una amplia explanada

Un servidor al borde del risco


Para bajar hasta Sant Joan de Vilatorrada tenemos la opción de volver por el mismo camino de la subida o bajar por el camino del Congost, realizando una ruta circular un poco más larga. Optamos por esta última opción, para lo que continuaremos caminando rectos a lo largo de la explanada cimera hasta un desvío señalizado por un poste, donde abandonaremos las marcas del GR y bajaremos por el sendero de la izquierda, hacia el Congost.


Poste indicador

Seguimos rectos a lo largo de la explanada

Desvío señalizado

Abandonamos el GR y bajamos por el sendero

En cada desvío encontramos un poste indicador


La bajada tiene tramos bastante descompuestos y pedregosos, pero no son resbaladizos, lo que facilita el descenso. Llegamos a un punto donde el camino hace un giro de 180º y cambia nuestra dirección de oeste a este. Nuevamente, como en cada bifurcación, un poste indicador nos señala el camino hacia el Congost.


El sendero combina tramos más llanos...

...con otros más descompuestos

Pero se baja con facilidad

Nuevo desvío señalizado


El sendero desemboca finalmente en una pista paralela a la C-25, donde giramos hacia la izquierda para volver al pueblo. Avanzamos medio kilómetro y, tras pasar el Celler el Molí, giramos a la izquierda, continuando por la pista de tierra que pasa junto a unos viñedos y, un poco más adelante, unos olivares.


Saliendo a la pista asfaltada

Avanzamos unos 500 metros

Nos desviamos ahora a la izquierda

Viñas

Vistas al Collbaix

Oliveras


En la primera bifurcación que encontramos nos desviamos a la derecha y un poco más adelante nuevamente a la derecha. Frente a nosotros hay dos senderos: tomamos el de la izquierda que, tras pasar por campos de cultivo, nos lleva hasta donde habíamos dejado el coche.



Avanzando cómodamente por la pista

En la última bifurcación tomamos el camino de la izquierda

Detalle de una cabaña de piedra seca

Jan visita el interior

Finalizando la excursión


Finalizamos la excursión y volvemos para casa, tras sumar nuestra cima número 70 del reto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario