Con los niños a cuesstas

Con los niños a cuesstas

lunes, 15 de agosto de 2016

Ruta del Ferro

Para concluir nuestra estancia en Andorra, habíamos barajado varias opciones, entre las que estaba recorrer el circo de Pessons con sus lagos o subir al Pic de Creussans. Sin embargo, contrario a la previsión meteorológica, el día se levantó con un cielo plomizo y dejando escapar alguna gota, lo que nos obligó a cambiar nuestros planes. Como estábamos alojados en Ordino, me pareció una muy buena propuesta hacer la Ruta del Ferro, siguiendo los consejos del blog Rutas Mar & Mon que podéis encontar en este enlace, un recorrido ideal para hacer con niños, sin ningún tipo de dificultad y realmente bonito. Antes de que los andorranos decidieran aprovechar las adicciones de sus vecinos del norte y el sur vendiéndoles tabaco y alcohol a precio de saldo, tuvieron un pasado minero en el que se dedicaron a la extracción del hierro. Hoy, como homenaje a aquellas gentes que transportaban el mineral desde la mina de Llorts a la fragua Rossell, han creado este itinerario que une las poblaciones de Llorts y La Cortinada siguiendo un bonito camino paralelo al río Valira, conocido  como el Camí dels Traginers, salpicado de bellas esculturas. El punto de partida es el aparcamiento que hay frente a la mina de Llorts, unos trescientos metros a la salida de esta localidad subiendo por la carretera que desde Ordino lleva a las pistas de esquí de Arcalís. Todas las explicaciones que doy en esta entrada están sacadas del folleto que os podéis descargar desde este enlace.


Mapa de la ruta - Ed. Alpina


Distancia: 7 km.
Tiempo: 2 horas y media de agradable paseo


Frente al aparcamiento está la mina y el sendero que seguiremos en dirección a La Cortinada. Empezamos nuestro camino deteniéndonos en cada punto marcado con un número y echando mano del folleto para saber qué estamos viendo. Así, por ejemplo, el 1 nos nuestra una roca metamórfica de estructura laminar que es de donde se obtiene la pizarra que cubre los tejados de las casas andorranas.


Panel al inicio de la ruta

Nos acercaremos a la mina cuando regresemos

Roca de donde se obtienen placas de pizarra

El camino totalmente plano

Marcharemos siempre paralelos al río Valira


Unos metros más adelante llegamos al punto 2, donde merece la pena detenerse. Es la Font de Ferro, una fuente que mana agua con una fuerte concentración de hierro. Merece la pena probarla (que no beberla) para notar su sabor ferruginoso.


Font del Ferro

No hay que perder la oportunidad de probarla

El color anaranjado se extiende por toda la roca


Seguimos nuestro camino pasando por los distintos puntos numerados. En ellos se nos muestran distintos tipos de flora (musgos, helechos, robles, chopos) y tramos de muro de piedra seca, donde no se usa el mortero para su construcción. Llegamos hasta el Pont de Moles, cruce entre el Camí Ral y el camino hacia Llorts. En este lugar hubo un aserradero, y el nombre del puente parece provenir de tres antiguas muelas que debía de haber en el pueblo.


Musgos y helechos

Muros de piedra seca

Pont de Moles

El río baja con fuerza en este tramo


Unos metros más abajo del puente, nos desviamos a la izquierda para visitar las esculturas conocidas como los Hombres del Hierro, aunque el título de la obra es la Familia Jordino, del escultor francés Rachid Khimoune. Se trata de siete esculturas que representan a siete personas de diferentes países que se reúnen en Andorra para pasar la Navidad. En su construcción el escultor francés utilizó roca ígnea, roca metamórfica, roca sedimentaria y bronce.


Nos ponemos los chubasqueros porque empieza a chispear

Los Hombres del Hierro

Una de las figuras

Otra más

Y una tercera

Una foto con el representante mexicano

Tras visitar las esculturas, regresamos al camino y seguimos bajando unos metros hasta una nueva escultura. Se trata de la obra de Mark Brusse titulada Endless y que representa a dos hombres de bronce empujando una roca por encima de un puente de piedra.

Vistas del camino hacia el valle

La escultura de Mark Brusse

Detalle de la escultura

Jan echando una mano


Llegamos ahora hasta la escultura del artista andorrano Jordi Casamajor, conocida como el Gran Carro de Hierro y Pico, una imagen que veremos fotografiada en todos los folletos turísticos de Andorra.


Seguimos nuestro camino

Una nueva escultura

Gran carro de hierro y pico

Pasamos ahora junto al puente del Vilaró y llegamos hasta una zona de pic-nic. A nuestra izquierda, sobre un prado, se levanta una borda, y un poco más adelante la Farga de Vilaró. Un recinto cerrado encierra la escultura de Alberto Carneiro, conocida como La Casa de la Tierra y del Fuego.


Zona de Picnic

Borda

Casa de la Tierra y el Fuego

Monolito en su interior


Encontramos una nueva escultura en nuestro descenso hacia La Cortinada. En esta ocasión se trata de la obra de  Guy de Rougemont, "El hombre de hierro topo que camina", una escultura de 12 metros de longitud y 3 de altura. Un poco más abajo está la última escultura del camino, un gran monolito de hierro, obra del japonés Satoru Sato.


Seguimos descendiendo

El hombre de hierro topo que camina

Nos dirigimos hacia la última escultura

Unos monolitos de piedra

El gran monolito del japonés Satoru Sato

Seguimos nuestro descenso por el valle pasando junto a unas plantaciones de tabaco y algunas bordas. Varios caminos a nuestra izquierda suben hacia el valle de Ensegur, mientras que a nuestra derecha, el río Valira sigue su enérgico curso.


Continuamos nuestro descenso por el valle

Plantaciones de tabaco

Aunque no llueve seguimos con los chubasqueros

Tabaco, el oro de Andorra

Pasando junto a la borda del Soler

Llegamos a la altura del puente de Arans, que dejamos a nuestra derecha, y continuamos por el sendero que se acerca cada vez más al río. Pronto observamos como se ha creado un canal artificial para aprovechar el agua de éste. El canal llega hasta el aserradero y la muela de Cal Pal, ya en La Cortinada. El aserradero data del siglo XVI y estuvo en funcionamiento hasta los años 60 del pasado siglo. Puede visitarse, pagando la pertinente entrada, y en la visita te hacen una demostración de un corte de madera mediante una sierra hidráulica .


Seguimos por el sendero dejando a la derecha el puente

El camino sigue su suave descenso

En este punto se empieza a canalizar el agua del río

El agua canalizada sigue su curso hacia el aserradero

Aserradero y Muela de Cal Pal

Cruzamos la carretera para visitar la iglesia de Sant Martí de la Cortinada. Esta iglesia románica destaca por sus pinturas, el retablo barroco de su altar y el mobiliario de madera del siglo XVII. Las rejas que hay en el altar mayor y en las capillas laterales, manufacturadas en las fraguas andorranas, son una prueba evidente del pasado minero de este valle. Entramos a visitar la iglesia, es gratis pero no se pueden hacer fotografías de su interior. Tras la visita, descansamos un poco en el prado que la rodea para regresar por el mismo camino hacia Llorts.


Iglesia de Sant Martí de la Cortinada

Detalle del ábside

Tras la visita iniciamos el regreso a Llorts

El río Valira sigue bajando con fuerza

Dejando atrás el aserradero de Cal Pal


Tras deshacer todo el camino, nos encontramos nuevamente en Llorts. Existe la posibilidad de visitar la mina, pero tan sólo te van a mostrar los 30 metros de galería que quedan en pie, por lo que personalmente, salvo que queramos conocer con más detalle todo lo referente al pasado minero de esta zona, no lo encuentro muy interesante. Subimos las escaleras hasta la entrada de la mina, y entre los barrotes de las rejas podemos hacernos una idea bastante somera de su interior.


Otra vez en Llorts

Entrada a una de las minas

Vistas al interior de la mina

Una segunda mina

Interior de la otra mina

Los mineros

Finalizamos nuestra excursión matinal, quedándonos a comer en el restaurante L'era d'en Jaume, en Llorts, comida excelente a un precio razonable.

2 comentarios:

  1. Andorra es mucho más que tiendas, con la cantidad de veces que habíamos pasado cerca y lo desconocíamos.
    Bonito reportaje.
    Muchas gracias por el enlace

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a vosotros, que me disteis la idea. Un saludo

      Eliminar