Con los niños a cuesstas

Con los niños a cuesstas

viernes, 8 de abril de 2016

Sant Miquel de Montclar

Marchamos a la Conca de Barberà para realizar una bonita y fácil excursión y ascender el Montclar, privilegiada atalaya que nos deparará unas vistas fascinantes de las llanuras que se extienden hacia l'Urgell, la Segarra y la Conca de Barberà. La excursión es muy sencilla, transcurriendo la mayor parte por pista forestal, y tan sólo la fuerte subida a la Cogulla de Maió puede presentar alguna dificultad. De todas formas, hay una alternativa para suavizar la subida en caso que vayamos con niños muy pequeños que indicaré en su momento. El punto de partida es el pequeño pueblecito de Biure de Gaià. Desde Barcelona bajaremos por la A2 hasta la salida 532. Seguiremos hasta Sta. Coloma de Queralt, y una vez aquí, continuaremos hasta Les Piles. Unos metros después de pasar este pueblo, un desvío a la izquierda nos conduce en un par de kilómetros hasta Biure.


Mapa de la ruta - ICC



Distancia: 8,5 km.
Tiempo: 3 horas 30 minutos (con paradas)
Tiempo para un adulto: Poco más de dos horas (sin paradas)


Dejamos el coche al lado de la iglesia junto a la Creu de Terme, de estilo gótico y que antiguamente  marcaba los límites de las poblaciones. En este punto un poste indicador nos señala el camino hacia Sant Miquel de Montclar, subiendo por una pista asfaltada. Frente a nosotros queda una pista de tierra que será por donde regresaremos al pueblo. Nos ponemos en marcha pasando junto al magnífico castillo de Biure de Gaià, documentado desde el sigo XI y hoy residencia privada. Unos metros más allá desaparece el cemento y el camino se convierte en una pista forestal que nos adentra en el pinar.

Iglesia de Biure

Creu de Terme

Poste indicador que marca el inicio de la excursión

Nos ponemos en marcha subiendo por la pista asfaltada

Castillo de Biure

La pista continúa en suave ascenso rodeados de pinos y campos de cultivo. Nos mantendremos siempre en la pista principal, obviando las pistas que encontraremos a nuestra izquierda. Durante esta parte de la excursión encontraremos marcas amarillas y blancas pertenecientes al PR-C21.


Adentrándonos en el bosque

Nosotros siempre por la pista principal, a la derecha

Marcas del PR-C21

A lo lejos se divisa la ermita y la Cogulla del Maió

A nuestra derecha, campos y molinos de viento

La pista continua en ligero ascenso, y tras un giro a la izquierda, frente a nosotros se alza la Cogulla del Maió, primera elevación que ascenderemos. Nos encontraremos un par de pistas más que salen a nuestra izquierda, y un poco más adelante llegaremos hasta un poste indicador. A la izquierda sale el sendero para subir a la Cogulla, primero, y a Sant Miquel de Montclar, después. Aviso que la subida es bastante empinada y el terreno descompuesto no ayuda, por lo que si vamos con tropa menuda (o no hemos puesto suficiente colacao en la leche del desayuno), mejor seguir subiendo por la pista principal unos quinientos metros más hasta llegar a otro poste indicador. Aquí nos desviaríamos a la izquierda y subiríamos hasta el Collet de la Cogulla, por un sendero que, aunque empinado también, es más llevadero.


Nuevo desvio, nosotros a la derecha, pista principal

Frente a nosotros la Cogulla del Maió

Siempre por la derecha

Poste indicador y desvío a la izquierda


Nosotros decidimos encarar la ascensión a la Cogulla y nos desviamos por el sendero. La subida, repito, no es fácil. Hay algún tramo que, sin exagerar, parece una pared, pero tampoco es nada del otro mundo. Lo señalo, más que nada, por si vamos con niños pequeños. Nos enfilamos cuesta arriba, siguiendo las marcas blancas y amarillas, encarando la cresta de la Cogulla.


Jan el primero en ponerse en marcha

El resto de la familia, detrás

Al fondo, la cima de la Cogulla

El sendero esta señalizado con las marcas del PR

Llegamos al punto en el que la subida se endurece. Hay que tomárselo con calma. No son muchos metros, pero el repechón se las trae. Finalmente, sin más incidencias que una respiración algo más agitada, llegamos hasta la cima de la Cogulla del Maió, donde paramos unos minutos para recuperar el aliento y disfrutar de las vistas.


La cosa se pone un poco más difícil

Erik, tirando de su madre

Venga, últimos metros

Vistas hacia la plana de Igualada

Con Jan, en la cima

Y con la madre, también

Frente a nosotros está el camino que conduce a la ermita de Sant Miquel. Bajamos hacia el Collet de Maió, donde nos cruzamos con el camino que podíamos haber cogido de haber seguido por la pista, y subimos hasta llegar a la ermita de Sant Miquel


Bajamos hacia el Collet de la Cogulla

Poste indicador en el cruce de caminos

Enfilamos hacia la ermita

Atrás queda la Cogulla del Maió

Una corta subida hasta la ermita
 
Junto a la ermita quedan los restos de una torre del antiguo castillo de frontera que ocupaba el lugar, datado del siglo XI. La ermita, antigua capilla del castillo, es de origen románico, de una sola planta y ábside semicircular. Una estelada ondea junto a los restos de la torre.

Restos de la torre del castillo

Ermita de Sant Miquel

Foto junto a la torre

Dejamos la visita de la ermita para más tarde y, siguiendo el sendero, nos encaminamos hacia la cumbre del Montclar, que coronamos unos minutos más tarde. Las vistas son extraordinarias de las planicies que rodean esta elevación.


Frente a nosotros, el Montclar

Avanzamos por un sendero rocoso

Los críos, ya en la cima

Montclar, 948 m.

Zoom a la ermita desde el Montclar


Tras la foto de rigor, regresamos hasta la ermita para visitar su interior y comer algo.


Interior de la ermita

¡A recuperar fuerzas!

Dejamos la ermita y por el sendero volvemos hasta el Collet de la Cogulla, donde giramos a la izquierda y bajamos por el sendero (el mismo por donde recomiendo subir si vamos con niños pequeños) que nos lleva hasta la pista forestal por la que habíamos venido desde Biure, en el Coll del Bosc de Maiet


Bajando desde Sant Miquel

Llegamos otra vez al collado

Bajamos por el sendero de la izquierda

La bajada es más suave en este tramo

De nuevo en la pista forestal

Una vez en la pista forestal tenemos dos opciones: una más corta, es girar a la derecha y regresar a Biure por el mismo camino de la ida; la otra, es seguir por la pista que queda frente a nosotros y regresar a Biure por ella. Escogemos esta segunda opción, para variar un poco y no volver por el mismo camino. Conforme bajamos, encontraremos varias pistas que nos salen a derecha e izquierda. Nosotros siempre seguiremos por la pista principal.


Tomamos el camino que queda frente a nosotros

El camino es algo incómodo por la cantidad de piedra suelta

Siempre seguiremos la pista principal

Poco a poco vamos cubriendo los últimos kilómetros de la excursión, pasando por verdes campos de cultivo y vistas a los molinos de viento de las sierras que quedan a nuestra izquierda. Pronto aparecen las primeras casas de Biure y su castillo, y terminamos nuestra excursión junto a la Creu de Terme.


Pasamos junto a campos de cultivo

El castillo de Biure asoma ya a lo lejos

Más campos de cultivo

Ya nos acercamos al pueblo

Biure de Gaià y su castillo

Finalizando la excursión

Ha sido una salida muy agradable, ideal para hacer ahora en primavera, que nos ha permitido sumar un cent cims más.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada