Con los niños a cuesstas

Con los niños a cuesstas

martes, 30 de agosto de 2011

Gra de Fajol

Este mes de agosto nos hemos aprovechado de los abuelos y, como el que no quiere la cosa, les hemos dejado a los niños un día para realizar una escapada mi esposa y yo. Claro, no se nos ha ocurrido irnos a un spa, a cenar, al cine o a esas cosas que suele hacer la gente normal cuando engañan a los abuelos para que se queden con tu tropa. No, a nosotros nos da por subir a la cima de una montaña. Ya ves, cosas de la edad, supongo. El año pasado con los niños visitamos el nacimiento del río Ter, que se encuentra cerca del refugio de Ulldeter, y nos gustó mucho el Gra de Fajol. Es una montaña no tan visitada como su vecino Bastiments, posiblemente por su menor altura, pero muy atractiva, en especial cuando la ves desde la zona donde dejas el coche, antes de llegar a Vallter 2000, y te parece inaccesible. Así que, muy temprano y antes de que los abuelos se arrepintieran, cogimos las mochilas y con las primeras luces del día nos dirigimos hacia Setcases, y de allí, por la carretera que te lleva a las pistas de esquí de Vallter, hasta el lugar desde donde sale el sendero hacia el refugio de Ulldeter.

Mapa de la ruta - Editorial Alpina

Como decía, dejamos el coche en una curva pasado el primer aparcamiento de las pistas de esquí (fácilmente identificable porque ya veréis otros coches más madrugadores aparcados allí) y cogemos el sendero que, si nos lo tomamos con calma (y hay que hacerlo, pues se superan 200 metros de desnivel), en algo menos de 30 minutos nos llevará hasta las puertas del refugio, acompañados por las aguas del Ter, que en alegre torrente, descienden paralelas a nosotros.

El Gra de Fajol desde la carretera

Camino del refugio junto a un árbol seco

El Gra de Fajol desde el refugio de Ulldeter

Descansamos unos minutos en el refugio, y nos lanzamos hacia el Coll de la Marrana, siguiendo las marcas del GR 11, aprovechando para tomar aire en los falsos llanos que encontramos durante la subida. Nos lleva casi una hora llegar hasta el collado,  superando fuertes pendientes, primero una pista de esquí y después la del propio collado. El día es espléndido y muchas personas siguen nuestros pasos, incluidas familias con niños pequeños. Algunos sólo quieren llegar hasta el Coll de la Marrana. Otros, más ambiciosos, esperan coronar el Bastiments con sus hijos. Ambas opciones son perfectamente factibles, pues, como he dicho, luce un sol radiante y no sopla el viento.

Seguimos las marcas del GR 11

Encaminándonos hacia el Coll de la Marrana

Subimos una segunda pendiente

El Coll de la Marrana ya a la vista

Mª José luchando con las últimas rampas

Otros muchos montañeros siguiendo nuestros pasos

Finalmente pisamos el Coll de la Marrana. A nuestra derecha queda la mole del Bastiments, y un poco más allá el Pic de l'Infern. Desde aquí parten diversos caminos hacia Nuria o al refugio Coma de Vaca. Nuestro objetivo queda a la izquierda, y debemos superar un desnivel de casi 150 metros para alcanzarlo.

En el Coll de la Marrana

Panorámica desde el Coll de la Marrana

Primeras rampas del Gra de Fajol

La subida es corta pero durilla. Es un tramo muy vertical que se supera en contínuos zig-zags. Nos cruzamos con otros montañeros que bajan tras hollar la cima, mientras seguimos los hitos de piedra que nos orientan hacia la cresta.

Vamos dejando atrás el Coll de la Marrana

Bastiments

Llegando a  la cresta

A punto de alcanzar la cima

En algo menos de media hora alcanzamos la cima. Las vistas son espectaculares en un día radiante: Bastiments, Pic de l'Infern, Puigmal, etc. Preparamos la pequeña cámara que llevamos para hacernos las fotos de rigor junto al piolet que marca la cima, mientras una pareja de buitres sobrevuela por encima de nuestras cabezas. La cruz que había en la cima, colocada por el Centro Excursionista de Esplugues, fue robada hace tiempo por unos sinvergüenzas disfrazados de montañeros.


Mª José en la cima

Gra de Fajol, 2708 m.

Junto a una fita de piedras. A mi derecha la cresta hacia el Gra de Fajol Petit

En la cumbre con el Bastiments detrás

Pasamos un buen rato en la cumbre. No tenemos prisa, pues era el único objetivo que nos habíamos marcado, dejando la subida al Bastiments para otra ocasión, a ser posible con los niños. Estamos solos (a la bajada nos cruzaremos con otros montañeros, entre ellos un esforzado padre que va bastante perjudicado por la carga de su vástago de tres años al que lleva en una sillita a la espalda), y la paz que se respira es estremecedora. Es un lugar precioso, una de las cimas que más me han gustado. Comenzamos el descenso, mucho más rápido que la subida ;), y en menos de quince minutos estamos nuevamente en el Coll de la Marrana.

Iniciamos el descenso por la cresta

Bajando al Coll de la Marrana

Pendiente del Gra de Fajol

Esperando a la señora

Pasamos otro buen rato en el coll de la Marrana, hablando con las personas que allí encontramos. Curiosamente empiezan a surgir grandes masas de nubes, primero como bolas de algodón y posteriormente más compactas, a pesar que el día continua bastante soleado. Descendemos por el mismo camino y pronto estamos nuevamente en el refugio. Ahora las nubes cubren las cimas de Ulldeter, y aunque no es una niebla espesa, pienso en las familias que subían hacia el Bastiments. Bajamos paralelos al río hasta llegar al coche, dando la excursión por finalizada.


Llegando nuevamente la refugio

Las nubes cubriendo la cima del Gra de Fajol

Cruzando el Ter por un pequeño puente

El Gra de Fajol o el Bastiments son cimas que se pueden hollar con los niños, siempre y cuando el tiempo acompañe. Hay que empezar muiy temprano y estar pendientes de la meteorología, para darnos la vuelta en caso necesario. Los desniveles son importantes, unos 700 metros el Gra de Fajol y casi 900 en el caso del Bastiments, por lo que los niños tienen que estar muy acostumbrados a la montaña y tener una edad a partir de 6 años. Y, siempre que vamos con niños, mirar la previsión meteorológica y no dudar en darnos la vuelta si la cosa se complica. A veces, la cima está abajo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada