Con los niños a cuesstas

Con los niños a cuesstas

jueves, 2 de junio de 2011

Turó de l'Home

El Turó de l'Home, con sus 1706 metros de altura (según el ICC), es la cima más alta del macizo del Montseny. Sin embargo, quizás porque se puede llegar a su cima comodamente en coche, no tiene el mismo pedigrí que sus vecinos Matagalls y Les Agudes. De hecho, la FEEC no la ha incluido en el listado del reto de las 100 cimas. A pesar de ello, las excursiones que parten tanto desde la Font de Passavets como desde Fontmartina resultan muy bonitas de hacer. Nosotros escogimos la que sale desde la Font de Passavets, pasado un kilómetro de Can Casades en dirección Viladrau, y que está totalmente seañalizada. La ascensión, a pesar de no tener mucha complicación, puede ser algo dura para un niño pequeño. Son 500 metros de desnivel, en contínuo ascenso, y si el pequeño no está acostumbrado a caminar se le puede hacer algo pesada. La recomiendo para niños a partir de 4 años, o si son más pequeños, que estén un poquito entrenados, siempre y cuando queramos que vayan andando durante toda la excursión. Lamentablemente, de nuevo nos vimos castigados por una adversa meteorología (y ya van tres) que nos impidió no ya disfrutar de las vistas sino casi el vernos los unos a los otros. 


Mapa de la ruta - Editorial Alpina


La ruta parte de la Font de Passavets, en medio de un precioso hayedo que en otoño debe ser espectacular. Frente a ella corren las aguas de la riera de Santa Fe, formando pequeños saltos a lo largo de todo su curso. Todo el recorrido está perfectamente señalizado por balizas metálicas y son de gran ayuda para no confundirte en los diversos cruces que encontramos. Dejamos a nuestra izquierda la fuente y nos adentramos en el hayedo siguiendo las balizas. Pasamos lo que antiguamente era un pozo de nieve y hacemos un giro  de 180º siguiendo la pista, ya en moderado ascenso.


Font de Passavets

Un espeso hayedo nos da la bienvenida

Listos para la ascensión

El camino va haciendo contínuas lazadas mientras ascendemos por medio del hayedo. Se alternan tramos de terreno firme, cubierto de hojas, con otros bastante más pedregosos. Es importante fijarse en las balizas para seguir correctamente el itinerario, ya que a veces se debe girar 180º en puntos donde la pista continúa recta. Pronto nos encontramos con la primera muestra de la fauna del Montseny: una salamandra común típica de estos bosques. El calor aprieta y comenzamos a quitarnos capas de ropa. Quién nos iba a decir en ese momento que volveríamos a usarlas a lo largo del recorrido.


Primeros pasos de la subida

Subida moderada pero constante

Balizas que señalan el itinerario

Salamandra del Montseny

Pronto nos encontramos con los primeros abetos que crecen junto a las hayas: es la zona conocida como l'Avetada. Árbol característico de centroeuropa, sólo crece en esta zona del Montseny y otros pocos ejemplares en las faldas del Matagalls. Poco a poco se ha ido nublando el día y la niebla comienza a cubrir el sendero.

Acercándonos a la avetosa

Los peques quieren saber por dónde vamos

Los primeros abetos en un camino muy pedregoso

Con Jan junto a un abeto

La niebla hace su aparición

La niebla se hace cada vez más espesa. En algunos tramos no vemos a más de 2 metros de distancia. Planeamos desde el Pla dels Pous hasta llegar a Els Rocs Cremats. Desde aquí la vista de la abetosa es magnífica en condiciones normales. Nosotros bastante tenemos con vernos los unos a los otros. Seguimos el sendero, ahora más estrecho, hasta que finalmente llegamos al Coll Pregon, cruzamos la carretera y nos encaminamos hacía la cima del Turó de l'Home. La temperatura ha descendido bastante y el fuerte viento hace que la sensación térmica que tengamos sea la de un día de invierno. Nos abrigamos y nos lanzamos a caminar los últimos metros que por un sendero amplio nos llevan hasta la estación meteorólogica, que ese día está cerrada, y al vértice geodésico que corona la cima.

Seguimos avanzando entre la niebla

Acercándonos a Els Rocs Cremats

Erik junto a Els Rocs Cremats

Llegamos a Coll Pregon

...y comenzamos a abrigarnos para subir a la cumbre

Jan se enfada porque no quiere ponerse la capucha

Erik, más profesional, lo mira en la distancia

El fuerte viento hace que los últimos metros hasta la cumbre sean los más difíciles. Pronto divisamos entre la niebla el vértice geodésico. Unos pocos metros más y coronamos la cumbre del Turó de l'Home, 1706 metros de altura. Como en las últimas ocasiones, no hay vistas que disfrutar. Habrá que dejarlas para cuando volvamos a subir desde Fontmartina o subamos a Les Agudes. No encontramos a nadie en la cima y con el viento tengo serios problemas para colocar el trípode de la cámara para hacernos las fotos de rigor.


Listos para coronar la cumbre. Jan sigue enfadado

Ya se divisa el vértice geodésico

Erik corriendo para ser el primero

Después el resto de la familia

¡¡¡Cima!!!

Turó de l'Home, 1706 metros

Intentamos resguardarnos del fuerte viento junto a la base del vértice para sacar otras cuantas fotos y disfrutar dentro de lo posible de la cima conseguida, pero es imposible. Desistimos y bajamos a la estación meteorologica que ese día esta cerrada. Desconozco si actualmente está en servicio, aunque por ahí he leído que tiene un pequeño bar.


Jan protegiéndose del viento

Unas pocas fotos más

Estación meteorológica

¡Está cerrada!

Son casi la una y como tenemos aproximadamente una hora de bajada reponemos fuerzas y nos encaminamos nuevamente hacia la Font de Passavets. Volvemos a pasar por Els Rocs Cremats, lamentando la niebla porque es un lugar ideal para comer. Conforme bajamos la niebla se va disipando y algo más abajo el sol comienza a filtrarse entre la exhuberante vegetación del hayedo.


Un poco de agua tras bajar de Coll Pregon

Entre la niebla hacia Els Rocs Cremats

En Els Rocs Cremats sigue sin verse nada

Volvemos a pasar entre abetos

Empieza a hacer calor y sobran capas de ropa

Conforme bajamos el sol vuelve a lucir

Por fin llegamos a la font de Passavets. Buscamos un lugar junto a la riera y comemos. Después los peques juegan un poco entre las hojas y damos por finalizada la excursión.

Junto a la riera

Un pequeño salto

Jugando con las hojas

Desde la cima del Turó de l'Home, si los niños no están cansados o son algo más mayores (5 años) puede coronarse la cima de Les Agudes. Os dejo un par de enlaces de dos interesantes blogs donde os describen la ruta: Lo que cuentan mis botas  y  Fer muntanya.

2 comentarios:

  1. Hola.
    Nosotros no nos hemos atrevido aún con el Turó de l'Home, peró sí que hicimos lo de coronar Les Agudes desde el Turó de l'Home. En coche hasta allí y luego por el GR hasta Les Agudes.
    Altamente recomendable por varios motivos: es un camino corto, MUY, muy fácil para ir con niños pequeños, y el paisaje es sencillamente ESPECTACULAR. Como el camino va "carenejant" desde el Turò a les Agudes, se ve el mediterráneo por un lado y el pirineo por otro. Nosotros fuimos en marzo, el suelo tapizado de hojas marrones y los primeros brotes verdes en los árboles, que casi sin hojas, tienen unas formas fantasmagóricas. Sencillamente, magnífico.
    Seguro que repetimos algún día. Quién se anima ???

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy buena idea hacer esta excursión con los niños, pues les permite coronar las dos cimas más altas del Montseny casi sin esfuerzo. Si me recupero nosotros intentaremos subir a Las Agudes dejando el coche en la font de Passavets. A ver si hay suerte. Un abrazo.

      Eliminar