Con los niños a cuesstas

Con los niños a cuesstas

domingo, 26 de junio de 2011

Salt de Sallent

Rupit es uno de esos pintorescos pueblos de montaña enclavado en el corazón del Collsacabra famoso por su puente colgante y por el Salt de Sallent, un salto de agua con una caída de casi 100 metros. Es un enclave turístico que por el tamaño del parking que te encuentras a la entrada del pueblo, debe de estar bastante masificado en verano. Cuando llegamos ya había algunos coches, pero cuando marchábamos a primera hora de la tarde parecía el parking de un centro comercial. No obstante, no encontramos mucha gente a lo largo de la ruta, sólo algunas personas en el propio salto, y tampoco se puede decir que fuese una muchedumbre, de lo que deduzco que la mayoría de la gente que llegó al pueblo quería disfrutar de la cocina catalana en alguno de sus muchos restaurantes. La ruta es bastante sencilla, salvo por algunos pequeños tramos embarrados donde se agradece llevar botas de montaña, e ideal para hacer con niños. De todas formas, hay que tener cuidado, pues no debemos olvidar que estamos cerca de unos riscos muy altos y estar atentos a dónde nos paramos para observar las vistas que ofrece el paisaje, en especial en la zona del salto de agua. Hace unas semanas, una persona falleció al resbalar y caer al vacío. Personalmente no encontré la ruta peligrosa en absoluto. Sin embargo, al ir con niños pequeños es conveniente extremar la atención.


Mapa de la ruta - ICC

Dejamos el coche y nos dirigimos al pueblo por la derecha, pasando junto a un parque infantil hasta llegar al puente colgante por el que pasamos con cierto cosquilleo en el estómago por el balanceo. Buscamos la iglesia de Sant Miquel, donde se inicia el camino hacia el Salt del Sallent. Un poco más adelante de la puerta de entrada a la iglesia bajamos por unas escaleras, girando a la izquierda y pasando por debajo de una casa hasta salir a un sendero que seguiremos hasta entrar en una zona húmeda y boscosa quedando a nuestra derecha la riera de Rupit.

Nos dirigimos hacia la iglesia

En el puente colgante

Bajamos por esta calle junto a la iglesia

Seguimos el sendero hacia el bosque

Rupit queda a nuestra espalda

Antes de entrar en el bosque cruzamos un pequeño arroyo y subimos  por unas escaleras de piedra, quedando ya la riera a nuestra derecha. A lo largo del camino encontramos zonas embarradas que cruzamos vigilando de no resbalar. La vegetación es muy frondosa y en muchas ocasiones no te permite ver la riera. Sin embargo sí podemos observar algún saltito de agua que otro antes de llegar a los Saltants del Rodó.

 
Cruzamos el arroyo

Subiendo por unas escaleras al sendero

Pasando por zonas embarradas

Pequeños saltos de agua
 

Algo más adelante nos desviamos del sendero por un caminito estrecho hasta uno de los Saltants del Rodó. Hay que tener cuidado porque es una zona muy resbaladiza y embarrada, de ahí que sea buena idea llevar botas de montaña. Desconozco si todo el barro que nos encontramos se debe al agua de la propia riera o a las lluvias de las últimas semanas. El caso es que hay que estar atentos para no resbalar o meter el pie en algún cenagal. 


Saltants del Rodó

El agua cae con fuerza

Volvemos al sendero principal y continuamos bajando pasando junto a unas paredes rocosas hasta llegar a la Font de la Pomareda. Desde allí bajamos a ver el Saltant de Sabaters, brincando de piedra en piedra para no llenarnos de barro, pues el lugar está bastante impracticable. De todas formas merece la pena, pues la pequeña catarata es muy bonita.

Descendemos por el sendero

Pasamos junto a una pared rocosa

Font de la Pomareda

Saltant de Sabaters

Vigilando de no resbalar

 Regresamos al sendero, ahora mucho más ancho, y llegamos a una explanada que es el borde del risco donde la riera de Rupit lanza sus aguas formando el espectacular Salt de Sallent. Lo primero que hace la familia es refrescarse con el agua de la riera, pues el calor aprieta. Yo me acerco al risco para hacer unas fotos del salto. Al fondo se ve L'Agullola, formación rocosa que se separa del riscal o cinglera (en catalán). La riera lleva mucha agua y la cascada es espectacular. Huelga decir que se ha de ser prudente y mantener controlados a los niños. A la izquierda de la explanada sale un camino que 300 metros más arriba nos lleva a una balconada que hace las funciones de mirador.

Llegamos al salto de Sallent

Erik refrescándose. El calor aprieta

El agua cae con fuerza

L'Agullola

Salt de Sallent

Nos dirigimos al mirador, donde nos hacemos las fotos de rigor y disfrutamos de unas espectaculares vistas que abarcan desde la cinglera del Santuari del Far hasta L'Agullola. Volvemos  nuevamente al salto, para descansar y refrescarnos un rato con sus aguas. Para nuestra sorpresa no encontramos mucha gente, pues pensaba que este punto de la ruta estaría muy concurrido, así que podemos disfrutar del lugar con cierta comodidad.

En el mirador

Toda la familia quiere salir en la foto

Panorámica del salto y la cinglera

Refrescando los pies

Punto donde cae el agua al vacío

El mirador al borde del risco

Desde el salto podemos volver a Rupit en menos de una hora, a ritmo de niño pequeño. Si decidimos hacer todo el recorrido, éste es un buen lugar para comer. Es amplio y fresquito. Nosotros, como todavía  es temprano, cruzamos la riera y siguiendo la señal que nos indica la dirección a Sant Joan de Fábregues, bordeamos todo el riscal por una pista de tierra, que seguimos hasta encontrar la pista cimentada con marcas rojas y blancas de GR que nos llevará de vuelta a Rupit, mientras observamos a la distancia L'Agullola por un lado y el Santuari del Far por el otro. Antes de llegar a la pista cimentada, cuando el camino hace un amplio giro a la derecha, veremos a nuestra izquierda un pequeño prado, donde si nos asomamos hacia el risco tendremos otra vista del Salt de Sallent. Este es otro buen lugar para comer si no está ya ocupado.

Abandonamos el salto por la pista de tierra

El Salt de Sallent desde el prado

 Tomamos la pista asfaltada hacia la derecha, a la izquierda nos llevaría hasta el pantano de Sau, y unos metros más adelante sale a la izquierda el camino que nos lleva a Sant Joan de Fàbregues, bonita iglesia románica cuya planta data del siglo XI (se tiene conocimiento de ella desde el año 968) y actualmente casa de colonias. Aquí paramos para comer. Quiero señalar que al tratarse de una casa de colonias, no sé si nos tomamos una excesiva libertad de "acampar" para comer bajo la sombra de un árbol junto al mirador. Un señor, supongo que responsable de la casa, pasó junto a nosotros saludándonos sin hacernos ningún comentario. Si esta persona tuvo la deferencia de permitirnos comer dentro de lo que se puede considerar más o menos un recinto privado, quiero agradecerselo de corazón. Por este motivo, no puedo recomendar comer en este lugar que, sin embargo,  para nosotros fue una experiencia extraordinaria.


Ya vemos la iglesia

Sant Joan de Fàbregues

Aprovechamos para comer

Panorámica desde el mirador


Después de reposar la comida, nos disponemos a cubrir la última parte del recorrido: subir al Mirador dels Bassis y visitar las tumbas antropomórficas que se hayan allí cerca. Así que volvemos nuevamente a la pista y unos metros más adelante encontramos a nuestra izquierda un senderito señalizado con un rótulo que penetra en el bosque. La subida es bastante pronunciada con tramos donde los más pequeños deben usar las manos para salvar el desnivel. A pesar de lo frondoso del bosque no hay pérdida. Sólo se trata de seguir las abundantes marcas de color rojo que encontraremos en los troncos de los árboles y en las rocas. Pronto llegamos hasta una pequeña cabaña construida con ramas donde nos tomamos un ligero respiro. Seguimos subiendo hasta finalmente llegar a una pequeña explanada donde a la izquerda están las tumbas antropomórficas excavadas en la piedra. Las encontramos parcialmente inundadas de agua, lo que reafirma mis sospechas de que a pesar del tiempo seco que ha hecho durante la semana, por aquí ha tenido que caer alguna tormenta.



La subida es bastante empinada desde el principio

Llegamos hasta la cabaña siguiendo las marcas rojas

Tumbas antropomórficas


Desde este punto hasta la cima nos quedan unos pocos metros. Subimos por una zona rocosa que nos lleva hasta la explanada desde donde se nos abre una vista extraordinaria. Realmente merece la pena subir hasta aquí sólo para disfrutar de tan espectaculares vistas. La panorámica que os presento no hace justicia. En la zona encontramos un par de dibujos grabados en la roca por alguien más contemporáneo a los autores de las tumbas. En este punto también hay que estar atento a los niños. Estamos al borde de altos riscos y no se pueda bajar la guardia.

Últimos metros hasta el mirador

Panorámica

Un rostro grabado en piedra

Y una serpiente


Pasamos un rato disfrutando del paisaje y nos ponemos nuevamente en marcha siguiendo las marcas rojas. Un poco más adelante el sendero se bifurca donde un cartel nos indica el camino hacia Rupit. Es un camino de bajada amplio y muy transitable que nos conducirá nuevamente a la pista cimentada que seguiremos hasta el pueblo.

Desvío señalizado

Sendero de bajada

Nuevamente en la pista

Llegando a Rupit

En el puente colgante

Esta excursión es altamente recomendable para hacer en familia. Son unos 7 kilómetros que para unos adultos, con paradas incluidas, son menos de tres horas. Pero si vamos con los niños y éstos son pequeños tardaremos más, por lo que es mejor prepararla como una salida de día entero y no tener prisa para disfrutarla. Eso sí, evitar los meses de verano porque una vez que abandonemos el salto no encontraremos sombra hasta llegar al bosque que sube al Mirador dels Bassis.

25 comentarios:

  1. me ha encantado. Muchas gracias por la publicacion. A ver si vamos el proximo fin de semana

    ResponderEliminar
  2. Gracias. Espero que tengáis suerte y la riera lleve bastante agua. Si es así, el salto es espectacular.

    ResponderEliminar
  3. Hola Francisco, fuimos y nos encantó, el salto el pueblo todo, se lo hemos recomendado a mucha gente. Curiosamente Rupit no lo conoce tanta gente. Ahora estamos pensando en otra excursión voy a leer tus entradas a ver por cual nos decidimos. Saludos
    Eva

    ResponderEliminar
  4. Gracias Eva. Me alegro que disfrutarais de la excursión. Si tienes pensado hacer otra ruta de las que aparecen en el blog y te surge alguna duda, nos lo haces saber.

    ResponderEliminar
  5. hola francisco,tengo ke ir las fotos son muy bonitas,una pregunta hay pozas hay para bañarse?gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Justo a la altura del salto hay un pequeño embalse para, al menos, mojarte los pies. En los saltos anteriores que encuentras por el camino es posible entrar en el torrente, lo que ocurre es que el acceso está bastante embarrado. No encontrarás pozas al estilo de las de la Cabana. Un saludo.

      Eliminar
  6. Muchas felicidades por la pedazo de pagina i esplicaciión de la euta. Soy guia de montaña titulado y nunca me avia encontrado una explicación cn imgenes tan bien echa de un ruta.
    Me a recordado mi infancia cn mi familia.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  7. Perdon, me llamo Oriol

    ResponderEliminar
  8. Este finde me toca a mi, y decir que hasta ahora, de todas las paginas que he leído y he visto, esta ha sido la más gráfica y mejor explicada, gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por tu comentario. Que disfrutes la salida.

      Eliminar
  9. Nos encanta tu blog!!! Estamos pensando en realizar esta excursión con nuestro hijo de 6 años, pero no sabemos cuanto tiempo aproximado hay de camino de ida y vuelta. Vosotros cuanto tardasteis?
    Un saludo, Eva

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más o menos unas tres horas, a las que tendréis que añadir el tiempo de las paradas. Saludos

      Eliminar
  10. Hola Francisco primero de todo felicitarte por las fotos y la explicación, te quiero preguntar si ves factible la excursion para hacerla con un niño e un año y medio en la mochila de montaña para llevar a niños......un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perfectamente factible. El recorrido es muy bonito ahora en primavera. Un saludo.

      Eliminar
  11. Cuanto se tarda en ir de Rupit al Salt de Sallent?, es dificil la ruta para ir con dos niños de 10 y 8 años?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hasta el salto, unos cuarenta minutos más o menos. Se trata de una excursión muy sencilla, ideal para hacerla con los niños. Sólo hay que ser prudente en el salto y no acercarse mucho al borde del risco. Un saludo.

      Eliminar
    2. Muchas gracias por la información, iremos este domingo 11 de octubre

      Eliminar
  12. Nos encanta vuestro blog, ya lo tenemos guardado para consultar futuras rutas. Os animo a pasar por nuestra web por si os interesa volver a bajar por Tarragona. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Por supuesto que me pasaré. Tengo previstas varias salidas este otoño-invierno por Tarragona y seguro que me será de ayuda. Un saludo

      Eliminar
    2. Si tienes cualquier consulta no dudes en preguntar. Saludos!

      Eliminar
  13. Queríamos ir este fin de semana y nos han dicho que se puede hacer barbacoa pero a mi me parece que no. Vieron algún sitio para hacerla? Muchas gracias muy bien explicado todo. Una belleza de luga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que yo sepa no hay ningún lugar adaptado para hacer barbacoas y me extraña mucho que lo haya. Sí hay lugares bonitos donde dar cuenta del bocata, pero no para encender fuego y hacer una barbacoa. Un saludo.

      Eliminar
  14. Hola Francisco
    Tenemos un bebe de 9 meses que como no tenemos mochila para llevarle tendríamos que llevarle en brazos, podríamos hacer bien esta ruta?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para llevar al bebé en brazos no es recomendable. El sendero es incómodo para ir con un niño así, y siempre tienes el riesgo de dar un mal paso o un tropezón. Mejor es bajar desde Rupit por la pista asfaltada en dirección a Sant Joan de Fàbregues y girar hacia el salto de agua, en sentido inverso a como nosotros hicimos la excursión. Es algo más largo, pero podríais llevar al bebé en un carrito.
      Un saludo

      Eliminar