Con los niños a cuesstas

Con los niños a cuesstas

sábado, 8 de enero de 2011

Turó de la Pola

La primera salida del año la hemos realizado en la sierra de l'Obac. Se trataba de ascender al Turó de la Pola, una montaña más modesta que el Montcau o la Mola, con 929 metros de altura, pero con unas vistas excelentes del macizo de Montserrat, aunque ese día la visibilidad  no era muy buena. Como la subida en sí no presentaba mucha dificultad y el trayecto no era muy largo, nos dedicamos a explorar un poco la zona, siguiendo el GR-5 hacia el Coll d'Estenalles, para volver luego y bajar hasta La Porquerissa y la Font de la Pola. Finalmente nos quedamos en la Porquerissa, porque Jan estaba tremendo ese día y se nos hizo un poco tarde. Otro día visitaremos la font. Mucho frío, con escarcha en todos los sitios donde no calentaba el sol.


Mapa del recorrido

Escarcha a los lados del camino

Jan con el guante lleno de hielo



Se deja el coche en el parking de la Alzina del Salari, en la carretera que va de Matadepera a Mura. Se sube por la pista asfaltada durante unos 500 metros que luego se convierte en tierra. Llegamos a una bifurcación y debemos coger el camino de la derecha, seguir subiendo, hasta que un rato más tarde llegamos al Coll de las Tres Creus. Allí encontramos un belén muy bonito con un cuaderno donde firmar.


Se sube la pista asfaltada

Posteriormente pasa a ser de tierra

Se debe coger la pista de la derecha que sube

Finalmente llegamos al Coll de les Tres Creus

Belén


Una vez en el Coll de les Tres Creus giramos hacia la derecha en dirección al Coll de Boix, indicado por una fita. Hacia la izquierda iríamos a Castellsapera y el Paller de Tot l'Any. Seguimos por pista ancha en subida hasta llegar a un depósito de agua de color verde, que rodeamos, y seguimos el sendero, más estrecho y sombrío, donde se acumula la escarcha. Al poco una señal que nos invita a tomar un pequeño caminito de ascenso que nos llevará hasta la cima del Turó de la Pola.


Seguimos caminando hacia el Coll de Boix

La escarcha cubre las plantas a lo largo del camino

Sendero de subida al Turó

Erik siempre el primero en "fer el cim"

Todos en la cima. Monsterrat al fondo


En la cima hay un vértice geodésico donde nos fotografiamos y como no hacía viento y la temperatura era soportable aprovechamos para comer algo disfrutando de las vistas. Observamos el Montcau, La Mola, Montserrat, a pesar de que ésta última estaba cubierta por las nubes y la visibilidad no era muy buena, y los Pirineos.


Jan recuperando fuerzas

Panorámica desde la cima con el Montacau a la izquierda y La Mola a la derecha

Montserrat desde la cima


Bajamos del Turó y volvemos hacia el Coll de les Tres Creus, donde bajamos por un sendero marcado que nos señala la dirección hacia la font de la Pola. En este punto, Jan comenzaba a estar un poco pesadete, así que siguiendo el camino llegamos hasta la Porquerissa, unas rocas fabulosas y una balma que al parecer había estado habitada. Tras las fotos de rigor y en vista de que el tiempo se nos echaba encima, dimos por concluida la excursión, no sin antes firmar en el libro que hay junto al belén del Coll de les Tres Creus. La font la visitaremos otro día.

Hacia la Porquerissa

La Porquerissa

Entrada a la balma

Jan explorando la balma

Formas caprichosas de las rocas

De vuelta al Coll de les Tres Creus

La cima del Turó de la Pola desde el sendero

Firmando en el libro del belén


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada